ENVÍO GRATIS A PARTIR DE $600 MXN DE COMPRA + DEVOLUCIONES GRATIS

Usos del achiote en la comida, más que sólo cochinita

El achiote comúnmente suele ser asociado únicamente a la cocina tradicional yucateca. Específicamente a la cochinita pibil. Es cierto que es un ingrediente indispensable para la realización de este sabroso platillo. Sin embargo, el papel del achiote en la cocina mexicana va mucho más allá de su presencia en la cochinita. En este artículo, hacemos un recorrido por los principales usos del achiote en recetas mexicanas tradicionales, así como los múltiples beneficios de su consumo.

Los usos del achiote y su presencia en la cultura mexicana

El achiote es una especia que ha desempeñado un papel fundamental en la culinaria mexicana durante siglos. Conocido científicamente como Bixa orellana, desde tiempos prehispánicos, este colorante natural ha teñido la historia de México con su vibrante tonalidad rojiza y su distinto sabor terroso. En el corazón de la cocina mexicana, el achiote ha trascendido la mera pigmentación para convertirse en un símbolo culinario que trasciende en la identidad de nuestro país.

Un tesoro más allá de la cochinita pibil

Más allá de su función inicial como colorante, el achiote aporta una dimensión única a la cocina mexicana, especialmente en platillos icónicos como la cochinita pibil. La semilla de achiote, conocida como “annatto”, se mezcla con otros ingredientes para crear una pasta que no solo tiñe los alimentos de un rojo vibrante, sino que también infunde un sabor distintivo. Sus matices terrosos, ligeramente amargos y ligeramente dulces, hacen del achiote un ingrediente versátil que se ha integrado en una variedad de platos tradicionales mexicanos.

Recientemente, los chefs contemporáneos han elevado el achiote de un simple colorante a un ingrediente protagonista en la escena gastronómica. Algunos restaurantes de alta cocina han experimentado con el achiote en diversas formas, desde aceites infusionados hasta salsas sofisticadas. Su versatilidad se ha destacado, y ahora se encuentra en platos que van más allá de la cochinita pibil, abriendo un abanico de posibilidades creativas en la cocina moderna.

¿Cómo utilizan el achiote en algunos estados de México?

Anteriormente, te hemos presentado recetas fáciles con achiote, que no se limitan al uso en tacos de pastor o la ya mencionada cochinita pibil. Sin embargo, en la cocina mexicana, el achiote también es muy popular para la elaboración de platillos representativos de algunas zonas. ¿Sabes cuáles? Acompañanos en este breve recorrido gastronómico y conoce los distintos usos del achiote en ciertos estados de México.

En Oaxaca, el achiote se utiliza para dar color y sabor a diversos platillos. Se puede encontrar en moles y tamales, y se usa a menudo para marinar carnes y pescados. Por otro lado, en Chiapas, el achiote se emplea para darle color a platillos como el “pollo chiapaneco”. También se utiliza en la preparación de salsas y adobos, así como en el tascalate, donde se utilizan semillas de achiote para su preparación.

En la península de Yucatán, incluyendo Campeche, el achiote es ampliamente utilizado en la cocina para la preparación de platillos como el “pibil de pescado” para marinar y darle sabor a diferentes tipos de pescado.

En Veracruz, el achiote se usa en la cocina costeña para darle color y sabor a pescados y mariscos. También se emplea en la preparación de tamales y salsas. En Tabasco, el achiote se usa en la preparación de platillos como el “pescado a la tikinxic”, donde se utiliza para sazonar y darle un color característico a mariscos.

El achiote, un legado culinario

La importancia del achiote no se limita a sus propiedades culinarias. Este ingrediente ha dejado una marca indeleble en la cultura mexicana, conectándose con las tradiciones y la tierra. Los mercados locales exhiben el achiote en su forma más auténtica, con vendedoras expertas que ofrecen tanto la semilla como la pasta de achiote. Además, tiene propiedades medicinales. 

El achiote es más que un simple colorante en la paleta culinaria mexicana; es un legado que ha trascendido generaciones. Desde su uso ancestral hasta su papel destacado en la cocina moderna, el achiote continúa tejiendo historias de sabor y tradición en cada rincón de México. Al apreciar su importancia más allá de la cochinita pibil, nos sumergimos en un mundo culinario vibrante y en constante evolución que rinde homenaje a un tesoro gastronómico llamado achiote.

En La Anita, puedes encontrar, según el formato que prefieras, achiote líquido o en pasta para darle ese sabor 100% mexicano a tus platillos. ¿Te quedas sin ideas de recetas? ¡No te preocupes! Descarga nuestro recetario aquí.