Platillos para las fiestas patrias: Chiles en Nogada y Pozole

Entre la deliciosa variedad de la gastronomía mexicana, pocos platos son tan icónicos para las fiestas patrias como lo son el pozole y los chiles en nogada. Acompáñanos a descubrir lo mejor y más único de ambos.

Y es que no podemos hablar de estos dos platillos sin que se nos haga agua la boca. Entre la deliciosa, variada y casi nostálgica sazón de un pozole y la explosión de sabores encontrados en un chile en nogada que combina lo salado con un toque dulce, ¿cómo resistirse a pasar un septiembre sin probarlos? 

Ambos platillos son profundamente mexicanos. Desde sus ingredientes hasta la historia de su creación, pasando por su uso como emblemas de la nación durante las celebraciones de independencia, ambos trazan un largo mapa culinario lleno de mestizaje de sabores que vale la pena explorar.

Por un lado tenemos el pozole, un acompañante de grandes eventos perfecto por su practicidad y su mezcla de ingredientes que comienzan en una base de chiles colorados a la cual se le añaden granos y proteína animal (usualmente cerdo).

Esta carne se adorna con especias y descubre su verdadero toque secreto en la mezcla de aderezos. Entre el cerdo y el maíz se puede encontrar los sabores del rábano, lechuga y crema, culminando en una mezcla culinaria deliciosa. Finalmente, una tostada, con su contrastante textura, se convierte en el par ideal para el caliente caldo.

El pozole debe ir aderezado con orégano La Anita para terminar de redondear la experiencia de sabor y debe ir acompañado de una buena cerveza, o un tequila, o ambos y acompañarnos mientras gritamos que “¡VIVA MÉXICO!”.

Por su parte, el chile en nogada es un poco más sofisticado pero igual de peculiar para reflejar un poco la esencia del mexicano. Después de todo somos un país excedente en su peculiaridad: amamos la saturación y explosión de quién somos y cómo somos, desde nuestras fiestas hasta nuestra gastronomía. 

A ciencia cierta no se conoce el origen del chile en nogada, uno de los platos más interesantes por su notoria combinación de sabores que presenta al comensal. Las piezas de esta explosión culinaria incluyen un chile que tiene dulce,carne, crema, fruta ligeramente astringente y nuez.

Tan elaborada es la receta como su supuesta historia. Cuentan las leyendas que este platillo encuentra su origen en tres mujeres emocionadas por el regreso de sus novios militares a las calles de Puebla. Por eso, resulta tan importante que cada chile presente los colores de la bandera, pues de esta manera se garantiza que es el plato más mexicano que existe, ¿o no?

El chile en nogada presenta una particularidad interesante: no sólo necesita sal y pimienta La Anita, también requiere que sea preparado por manos amorosas y congrega a las familias.

Otra interesante versión sobre el origen de este platillo narra que Agustín de Iturbide estuvo en la ciudad de Puebla durante su cumpleaños donde por alguna casualidad histórica pasó el día de su cumpleaños y fue apapachado con esta inusual receta que, como la mexicanidad misma, combina elementos dispares que no sabemos cómo resultaron en algo tan afortunado.

Ya sea tu favorito el pozole o seas de quienes prefieren los chiles en nogada, no cabe duda que estos fantásticos mestizajes de sabores llenos de peculiares texturas y deleites al paladar son piezas emblemáticas de cualquier fiesta que celebre el resplandor de México.

Porque ser mexicano es eso: reconocer nuestra gastronomía celebrando lo fantástica y peculiar que es. Ser mexicano es entender que nuestra diversidad esconde el secreto de nuestra grandeza, porque México es sabor, es color, es belleza y pasión, es tequila y mezcal, es ser parte de la lista de ingredientes que hacen funcionar la gastronomía más perfecta del mundo.

Calificar:
Calificar

Comments

comments