Las salsas caseras más picantes de México que debes probar

Las recetas mexicanas tienen un ingrediente mágico que realza el sabor de las comidas: las salsas picantes. Ya sean tacos, tortas, tamales, sopas, carnes asadas… No hay comida que no vaya bien con una buena salsita. Si a ti te gustan los sabores explosivos tienes que probar las salsas más picantes orgullosamente mexicanas. ¿Quieres saber cuáles son? ¡Sigue leyendo!

Salsa mexicana

Bueno, ya con el nombre esta salsa reafirma su mexicanidad. Es muy rica y aunque, aquí entre nos, no es tan picante como la salsa de habanero o de chiles toreados, sí que le da sabor a tus comidas. ¿Sus ingredientes? Chiles serranos, cilantro, cebolla, sal y limón.

salsa mexicana

Salsa Chipotle

Esta es una de las salsas mexicanas con un picor medio que la hace ideal para acompañar en parrilladas y tacos. Se prepara con chile chipotle, que son jalapeños ahumados, ajo, sal, pimienta, aceite y limón.

salsa mexicana chipotle

Salsa Ranchera

Otra salsa que acompaña varias recetas mexicanas. Está hecha a base de chile jalapeño, chile en polvo, ajo, cebolla, tomate, cilantro y limón. Un deleite no sólo para el paladar sino para todos tus sentidos. Es tan sabrosa como fácil de preparar. ¡Sin duda tiene que estar en tu próxima taquiza!

salsa ranchera mexicana

Recetas saludables: Tacos de soya al pastor con achiote

Salsa Borracha

El chile pasilla, chilaca en su forma fresca, es un chile seco que se integra con ajo, queso añejo, vinagre, tomate verde y ¡pulque! Una bebida alcohólica prehispánica que se obtiene a través de la fermentación del agave. Su sabor es indescriptible, así que corre a probar esta delicia culinaria.

salsa borracha mexicana

Salsa de Chile de Árbol

Los chiles de árbol es la definición perfecta de «chiquito pero picoso». Esta salsa mexicana está hecha con chile de árbol, agua, ajo y tomates. Algunos afirman que es igual o más picante que la salsa de habanero. Pero sólo tú tienes la última palabra, ¿te atreves a probarla?

Salsa de Chiles Toreados

¡Uy! Cuidado porque esta es una de las salsas mexicanas que no se anda con rodeos. ¿En qué consiste? Puedes elegir los chiles que tú quieras, como el habanero, serranos, jalapeño. Los colocas en un comal hasta que la piel se queme. En un molcajete, de preferencia, los machacas con ajo, cebolla y limón, mucho limón. No los desvenes ni le retires la piel a los chiles para que conserve el picor.

Recetas mexicanas: Pollo pibil de Elenita

Salsa de Chile Habanero

Si de picor explosivo se trata, la salsa de habanero es la mera mera para acompañar todas tus comidas. Puede ser la salsa de habanera toreada, como la que te platiqué o los chiles habanero frescos machacados con sal, limón, cebolla y ajo.

La salsa de habanero es para verdaderos valientes pero si tú quieres disfrutar el verdadero sabor, te recomiendo las Salsas de Chile Habanero de La Anita, ya que cuenta con tres niveles de picor: ligero, original y extra picante.  ¡Tú eliges el que más te guste! Lo mejor de estas salsas es que tienen el toque casero que tanto se disfruta. ¡Pruébalas!

 

¿Se te hizo agua la boca? Si se te antojó una comida para acompañar con algunas de la salsas pero no quieres pasar horas en la cocina, te aconsejo descargar mi recetario «Cocina con Achiote». ¡Es totalmente gratis!

 

recetario cocina con achiote_recetas_comida_mexicana_Recetas faciles y recetas de comida mexicana

Calificar:
Calificar

Comments

comments