Los secretos mejor guardados de mamá en la cocina.

Aunque todos los días son perfectos para celebrar a nuestras madres, en el calendario ya se acerca ese día oficial para conmemorar a la persona más importante de nuestras vidas.

 

Es por ello que en “La Anita” queremos recordar todos esos secretos que mamá usa en la cocina, aquellos que la hacen a ella y a sus platillos únicos; así que nos dimos a la tarea de recopilarlos, ya que son bastante útiles para sacarnos de muchos apuros.

En especial cuando somos inexpertos en la cocina y sin importar la edad nos dan ganas de decir ¡mamá, sálvanos!

 

Comencemos:

 

Secreto #1: Si quieres que el guacamole no se ponga negro, después de realizar la combinación de sal, pimienta, verduras y aguacate, conserva las semillas de los aguacates e intégralos en el recipiente en el que hayas colocado la mezcla. Si tu problema es que el aguacate se pone negro, puedes guardarlo junto a un trozo de cebolla para alargar su vida.

 

Secreto #2: ¿Sabías que los frutos secos tienden a tener hongos? para que no aparezcan basta con sumergirlos en agua con un poquito de vinagre.

 

Secreto #3: El orégano además de ser uno de los mejores aliados de las pastas con un toque muy italiano, también puedes agregarlo al pollo y a las papas, porque aparte de darles un delicioso sabor ayuda a una buena digestión, disminuye las flatulencias y mejora la respiración.

 

Secreto #4: La sazón de un caldo depende del orden en el que agregues algunos ingredientes: Al caldo de pescado se le añade la sal al principio de la cocción, al caldo de carne se le agrega una vez que las verduras ya están cocidas y las especias finales se incorporan unos cinco minutos antes de terminar la cocción.

 

Secreto #5: Cuando agregas bicarbonato de sodio o vinagre al agua en la que vas a preparar huevos duros, luego será mucho más fácil pelarlos.

 

Secreto #6: Si después de cocinar te quedaste con un olor muy penetrante de ajo, cebolla o algún pescado, podrás quitarte el olor si frotas limón con bicarbonato de sodio en tus manos.

 

Estos son tan sólo unos pocos de los muchos secretos que mamá tiene en la cocina, y estamos seguros de que se han transmitido de generación en generación ¿cuál otro conoces?

 

Calificar:
Calificar

Comments

comments