ENVÍO GRATIS A PARTIR DE $600 MXN DE COMPRA + DEVOLUCIONES GRATIS

Mito o realidad: ¿El achiote cambia su función según su color?

Desde las selvas tropicales y cálidas de América Latina, hasta las cocinas más refinadas del mundo, el achiote ha dejado una huella imborrable en la gastronomía global con su sabor único y vibrante color, sorprendiendo inclusive como un excelente tinte natural.

Debido a que más países alrededor del mundo han empezado a utilizar el achiote en su vida diaria, ha surgido una interrogante en común acerca del mismo, ¿qué otros tipos de achiote existen?, ¿hay más beneficios según su clasificación o color?

Adéntrate y descubre en este artículo los secretos de los distintos tipos del achiote, un condimento reconocido internacionalmente por sus increíbles propiedades.

¿Qué tipos de achiote existen?

A manera de que la popularidad del achiote va creciendo alrededor del mundo, empieza a surgir la interrogante sobre qué tipos de achiote existen, siendo la respuesta a este cuestionamiento sumamente interesante.

En términos estrictos, es correcto afirmar que no existen diferentes tipos de achiote en cuanto a la planta en sí, ya que todos provienen del árbol Bixa orellana. Sin embargo, se puede observar una variación en su color, relacionada con la cantidad de pigmento presente en las semillas.

Es decir, los distintos tipos de achiote que se pueden encontrar, en escencia siguen siendo el mismo, ya que, únicamente varían en su color (rojo, naranja y amarillo), que se puede traducir a la cantidad de “bixina” que se encuentra en él.

¿Qué es la bixina?

La bixina es un pigmento natural extraído de las semillas del achiote, el cual es el responsable de sus colores tan característicos, mismos que varían según la concentración. Este gran pigmento es utilizado como colorante en una gran variedad de industrias, principalmente en la alimentaria y artesanal.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha reconocido a la bixina libre de riesgos para el consumo humano, así como para su aplicación en la piel. Además, por si fuera poco, alrededor del 70% de los colorantes naturales que se utilizan en todo el mundo provienen de la bixina extraída del achiote.

Los colores del achiote

El color del achiote es inconfundible: rojo brillante y vibrante que captura la atención de cualquiera. Este pigmento único se debe a la bixina, la sustancia presente en la semilla. Gracias a la cantidad de bixina, las semillas de achiote pueden variar en tres tonalidades distintas: rojo, naranja y amarillo. 

Esto se debe a que la bixina es naturalmente roja, lo que resulta en una gama de tonos que van desde el rojo puro, pasando por el naranja hasta el amarillo. Las dos variantes de su color, así como el mismo rojo, han sido utilizadas en una gran variedad de aplicaciones, donde destacan por sus brillantes y fuertes colores.

¿Dónde se pueden encontrar otros tipos de achiote?

El achiote es originario de México, abarcando la mayor parte de Centroamérica y se extiende hasta Brasil y Argentina. Actualmente, se puede encontrar en varios lugares alrededor del mundo gracias al impacto que ha tenido a nivel global. De igual manera, algunos países han logrado su cultivo en sus respectivos climas y suelos, como por ejemplo, en partes de África y Asia.

A pesar de que ahora el achiote actualmente se encuentra distribuido, e inclusive cultivado de manera internacional, ninguno de los factores que se puedan encontrar en su crecimiento hace que este tenga una variación en su color.

Es decir, realmente la variación en su color y los “tipos” de achiote que existen, no se deben a algún factor geográfico, sino que el cambio se encuentra simplemente en la cantidad de “bixina” que este haya generado durante su crecimiento.

¿Qué usos tienen los distintos tipos de achiote?

Gracias a sus grandes propiedades, el achiote cuenta con una sorprendente cantidad de usos, en los que se puede destacar como un gran condimento alimenticio o un tinte textil natural muy funcional. Sus cautivadores colores brillantes lo vuelven el recurso perfecto.

Aunque las características y beneficios de los diferentes tipos de achiote permanecen constantes, su utilidad ha trascendido fronteras, brindando soluciones a diversas problemáticas en distintas naciones.

Las problemáticas que resuelve el achiote

Se puede observar al achiote como colorante alimenticio en diversas comidas en el mundo, así como lo puede ser su implementación para darle color a uno de los productos más comunes, el queso, proporcionándoles su distintiva pigmentación amarilla-naranja en la corteza y en la pasta interna, a una gran variedad de ellos como lo pueden ser: Mimolette, Gloucester, Cheshire, Red Leicester, Cheddar, entre otros.

Este asombroso producto, incluso, tal y como se mencionó en nuestro artículo, el achiote cuenta con sorprendentes propiedades medicinales, se destaca por su uso como antioxidante, antiinflamatorio, apoyo digestivo, entre varios otros beneficios para la salud.

Por ello, el achiote también se emplea en la industria cosmética y farmacéutica, donde se aprovechan sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias en la elaboración de cremas, lociones y medicamentos.

¿Existen alimentos que cambian según su color?

Si bien el achiote únicamente varía en su color debido a la cantidad de bixina que contiene sin influir directamente en sus funciones, existen otros alimentos cuya tonalidad influye significativamente en sus características y usos. Uno de los ejemplos más notables donde se puede encontrar estas diferencias, podría ser en el chile habanero.

El chile habanero se encuentra en una amplia gama de colores, blanco, morado, rojo, amarillo, naranja y verde. Esta variación de color no solo afecta su apariencia, sino también su sabor y nivel de picante.

Esta diferencia en el color del habanero es un factor crucial para los chefs y cocineros que buscan controlar el nivel de picante y el sabor en sus platos.

Otro ejemplo que podemos observar es el tomate, que varía en color desde el rojo, hasta inclusive, blanco. Su tonalidad no solo indica su nivel de madurez, sino que también influye en su sabor y textura. Esta variación en los tomates, les permite contar con una amplia versatilidad culinaria, ya que pueden ser utilizados en de platillos distintos.

Descubre y disfruta del achiote

El achiote no solo nos ofrece su color único y sabor inconfundible, sino que, también nos conecta con historias y tradiciones culinarias y no culinarias de todo el mundo.

Al explorar sus diversos usos y características, nos sumergimos en un viaje gastronómico que nos muestra cómo esta semilla ha creado su historia, desde la cocina, hasta la medicina, y de una manera internacional. Más que un condimento, el achiote representa una narrativa cultural que invita a todos a formar parte de su legado.

En La Anita, conocemos el valor histórico del achiote, y por ello nos interesamos en que cada vez más gente alrededor del mundo lo conozca y se beneficie de este increíble condimento.

Explora más artículos y recetas en nuestro blog, donde podrás aprender más de este fabuloso pigmento que va más allá de cualquier frontera.