ENVÍO GRATIS A PARTIR DE $600 MXN DE COMPRA + DEVOLUCIONES GRATIS

¿El achiote engorda? Mito o Realidad

El achiote, también conocido como annatto, es un condimento popular en la cocina mexicana, especialmente en la región de Yucatán, donde se utiliza en una variedad de platillos tradicionales. Su distintivo color rojo anaranjado y su sabor ligeramente amargo lo convierten en un ingrediente imprescindible para darle vida a las comidas. Sin embargo, en los últimos tiempos ha surgido cierta controversia en torno a si el achiote tiene un impacto en el peso corporal. 

En este artículo, desciframos este paradigma y a la vez, incógnita que muchos amantes de la cocina pueden llegar a tener. Exploraremos algunas propiedades del achiote, sus beneficios y si realmente puede tener un efecto negativo en tu peso corporal.

¿Qué es el achiote?

El achiote es una especie derivada de las semillas de la planta Bixa orellana, originaria de América tropical. Se ha utilizado durante siglos tanto por sus propiedades culinarias como por sus posibles beneficios para la salud. Además de agregar color y sabor a los alimentos, el achiote se ha utilizado en la medicina tradicional para tratar una variedad de dolencias, gracias a sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. 

Anteriormente, te hemos contado de igual manera su uso como tinte en propiedades textiles por civilizaciones antiguas que incluso sigue vigente en la actualidad para ciertas prendas o telas.

El mito sobre el aumento de peso: ¿El achiote engorda?

Uno de los mitos más comunes en torno al achiote es que puede contribuir al aumento de peso. Se argumenta que su consumo regular puede resultar en un incremento en la ingesta calórica y, por lo tanto, llevar al aumento de grasa corporal. Sin embargo, esta afirmación carece de base científica sólida.

De hecho, especialistas lo sugieren para algunas dietas. El consumir 100 g de esta especia aporta 373 Kcal, 11.40 g de proteína, 7.50 g de grasa, 66.60g de glúcidos y 29.70 g de fibra. Además, en un artículo del National Center for Biotechnology Information (NCBI), del gobierno de Estados Unidos, incluso habla de su uso para combatir la viruela y otras afecciones de la piel en México.

Realidad sobre el achiote y el peso corporal

El achiote en sí mismo no contiene una cantidad significativa de calorías. Por lo general, se utiliza en cantidades pequeñas como condimento, lo que significa que su contribución calórica a una comida es mínima. Además, el achiote es naturalmente bajo en grasas y no contiene colesterol, lo que lo convierte en una opción favorable para aquellos que están cuidando su peso.

Beneficios del achiote

Además de su valor como condimento, el achiote ofrece una serie de beneficios para la salud que pueden respaldar un estilo de vida equilibrado. Sus propiedades antioxidantes pueden ayudar a proteger contra el daño celular causado por los radicales libres, lo que puede reducir el riesgo de enfermedades crónicas como enfermedades cardíacas y cáncer. Además, el achiote contiene compuestos antiinflamatorios que pueden ayudar a reducir la inflamación en el cuerpo, lo que es beneficioso para la salud general.

De hecho, el NCBI informa sobre un estudio en el que se empleó un extracto de tocotrienol derivado del achiote con el fin de prevenir la osteoporosis en roedores con niveles deficientes de testosterona. Los roedores fueron sometidos a tratamiento con dicho extracto y exhibieron una reducción en el deterioro óseo en comparación con las ratas que no recibieron tratamiento.

¿Cómo incorporar el achiote en una dieta equilibrada?

Si bien el achiote en sí mismo no engorda, es importante tener en cuenta cómo se incorpora a la dieta. Optar por preparaciones más saludables que utilicen achiote, como marinar carnes magras o agregarlo a guisos de vegetales, puede ayudar a mantener el equilibrio calórico. Además, combinar el achiote con otros ingredientes frescos y nutritivos, como verduras y granos enteros, puede crear comidas satisfactorias y saludables. En términos de cocina, el achiote es mucho más que solo cochinita y más que solo un ingrediente en la cultura mexicana.

En resumen, el achiote no engorda por sí solo. Su contribución calórica es mínima y puede formar parte de una dieta equilibrada y saludable. Al optar por preparaciones culinarias que incorporen el achiote de manera inteligente y combinándolo con otros ingredientes nutritivos, se puede disfrutar de su sabor único sin preocupaciones sobre el aumento de peso.

¡Descubre más recetas con achiote en nuestro blog!

Ahora que hemos desmitificado el papel del achiote en el aumento de peso, te invitamos a explorar una variedad de recetas deliciosas y fáciles de preparar que incluyen este versátil condimento en nuestro blog. Desde los ya conocidos tacos de cochinita pibil hasta unas irresistibles boneless al achiote, encontrarás una amplia gama de platillos para satisfacer tu paladar y mantener un estilo de vida saludable.

¡Visita nuestro blog ahora y descubre cómo agregar un toque de sabor mexicano a tus comidas con el achiote!